¡¡El Senado de EE UU ha confirmado ya a Kavanaugh como juez del Supremo!!

Lo han intentado todo contra él, incluso la absurda acusación de violación cuando era menor de edad. La farsante víctima declaró el en el Senado que en una fiesta le tapó la boca, ella se fue y ahí quedó todo.

Hubo que suspender la votación porque un republicano centrista pidiera a Trump que el FBI empleara una semana en investigar la veracidad de la acusación.

Y el viernes 5 de octubre, 300 histéricas detenidas en el Capitolio. Incluía a algunas famosillas.

Por primera vez desde 1934 el Supremo estadounidense tiene mayoría de magistrados pro-Ley Natural.

Temas cruciales sobre los que juzgarán: la legalidad de leyes limitativas del aborto que se están aprobando en diversos estados, la objeción de conciencia de empresarios (floristeros, pasteleros, hosteleros, etc) frente a las bodas gay, la objeción de conciencia de instituciones religiosas (parroquias, colegios, universidades, hospitales) frente a legislaciones homosexualistas y abortistas. Posible revisión de la sentencia Roe vs Wade que legalizó el aborto, pues como ha confesado la protagonista de aquel pleito, Norma McCorvey, hoy convertida al catolicismo y provida, su embarazo no fue por violación sino que todo fue un montaje.

SI desea complemenar esta información le condicimos a un artículo breve que se anticipó a la resolución del senado estadounidense: ¿Acoso sexual masculino o ataque de calumnias femenino?

Justo, para ilustrar este asunto que es esperanza para el mundo, recomendamos la novela Hillbilly, una elegía rural, de plena actualidad. Lea la sinopsis en el enlace y seguramente se enamorará de esta historia real y explicativa de qué está pasando en el mundo, del por qué hay una vuelta generalizada en el mundo, un deseo de volver a las raíces, quizá demasiadas generaciones cansadas de ser demasiado modernos, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *