Sólo ideología, nada de política, nada de economía…

En España, después de más de 6 años de gobierno socialista, a la cabeza José Luis Rodríguez Zapatero, ha demostrado que sus objetivos han sido solo ideológicos, pues los resultados de sus propuestas políticas y sus aportaciones de solución para tratar resolver la crisis que azota a este país, no han servido para nada y sólo han servido para empobrecer el nivel intelectual de los españoles y rebajar las perspectivas de bienestar de todos.

La plataforma VIDA SELECCIÓN propone estos 3 títulos para conocer mejor este artículo. Si te interesa alguno, pincha sobre su imagen y lo podrás conocer más y mejor

En el tiempo de gobierno que ha dedicado este presidente español, sólo han prosperado de forma contundente todas las reformas que afectan a lo social y por ende a la manera de doblegar la forma de pensamiento del individuo, forzándolo desde lo que se viene llamando la dictadura del relativismo.

Procuraré desde estas líneas hacer un sucinto resumen de estos “avances” sociológicos impulsados y protegidos jurídicamente con el fin de dar carta de legalidad, y por lo tanto de normalidad, a muchos ciudadanos mal informados.

El mal llamado matrimonio homosexual, ha roto con la idea única de la unión lícita, moral y natural, entre un hombre y una mujer, dando paso a la ambigüedad relativista de que cualquier pareja de seres que sean capaces de sentir afecto puedan equipararse al matrimonio existente hasta el momento. Frente a una manifestación en contra de esa ley de cientos de miles de personas, el gobierno ni pestañeó y siguió hacia adelante con ella. Después de más 5 años de ley impuesta, esa sección social “de miles de ciudadanos” que la necesitaban, ¡lo han 4.274 parejas gays…!

El divorcio express, una ley brutal con la unión de matrimonios, que no ayuda a recuperar una etapa delicada de muchos matrimonios y que por lo contrario es tremendamente injusta, pues sin necesidad de exponer motivos, uno de los dos puede solicitarlo de un día para otro…

La educación para la ciudadanía, una asignatura con clara vocación de adoctrinar a los estudiantes, es obligación cursarla y cuenta como asignatura fundamental para poder pasar de curso. Una asignatura, que pretende sustituir a la religión para no imponer “religiosidades” a ningún ciudadano , pero que sin embargo através de esta novedad educativa, obliga a la “comprensión” del aborto, la responsabilidad paternal de parejas homosexuales o a conocer la historia, pero adaptada a las creencias subjetivas del docente.

La ley del aborto, que han decidido llamar eufemisticamente de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Nada tiene de “salud”, no es en ningún caso “reproductiva” y no es una “interrupción” del embarazo, ya que no puede volver a ser “activado” el embarazo posteriormente, pues se ha provocado la muerte de un ser humano, que siempre es mucho más que un “ser vivo”, como dijo la Ministra de Igualdad Bibiana Aido, en unas declaraciones vergonzosas y que una vez más hizo destacó el nivel cultural e intelectual del banquillo ministerial de este Gobierno. Paralelamente a esta Ley, se dio el grave paso de legalizar la “Píldora del Día Después”, pudiendo adquirir este fármaco cualquier joven sin receta médica y la obligatoriedad de despacharla en cualquier farmacia sin tener que preguntar nada. Esto, junto a la legalización de que una niña de 16 años pueda abortar sin permiso paterno, han sido los dos “avances” más importantes para corromper a la mujer del futuro en general.

Ley de Memoria Histórica, una ley-revancha de este gobierno que sólo ha servido para crispar a la sociedad española sobre una guerra fratricida que todos, menos el presidente del gobierno, habían superado y olvidado, pero que ideológicamente era necesaria para la modificación de la historia y reconducir a la sociedad a la justificación de algunas actuaciones del presente o un posible futuro.

Pero todavía está pendiente la ley estrella que pretende neutralizar los últimos vestigios de una sociedad que se sostiene en tradiciones, que de alguna manera les reconduce una y otra vez a evitar caer en errores pasados. la Ley de Libertad Religiosa será sin la menor duda lo último que deje impuesto como un legado mortal este Gobierno que solo ha tenido ideas sobre cómo modificar a la sociedad a pesar de alto coste intelectual, social y económico que está suponiendo para España.

Sobre la eutanasia está por ver, pero se han hecho pequeños escarceos para ver cómo funcionaría socialmente, pero si no se ha dado el paso hacia adelante, es porque a causa de la pirámide demográfica está invertida, se encontraría con un coste electoral tremendamente elevado. Pero con la película Mar adentro, se pusieron las bases sociales sentimentales para dar un paso hacia adelante hacia un ley que defienda la “muerte digna”.