Archivo de la etiqueta: Gunilla Kleiverda

GUNILLA KLEIVERDA: LA VALKIRIA DEL ABORTO

Gunilla Kleiverda mostrando cajas de abortivos en el interior del barcoGunilla Kleiverda: La Valkiria del aborto

Por: David del Fresno*

*David del Fresno es presidente del Instituto Efrat, director del proyecto “Vida Selección” (http://www.vidaseleccion.info), y autor del libro “El Imperio de la Muerte: Quien se está forrando con el negocio del aborto” (Ed. Sekotia)

En los últimos días, la posibilidad de dictar orden internacional de búsqueda y captura contra la rubia holandesa Gunilla Kleiverda, ha hecho correr ríos de tinta en los rotativos españoles.

A juzgar por las reacciones y que esta noticia ha provocado en ciertos sectores sociales, Parece que a los partidarios del picadillo de bebé les ha debido hacer muy poca gracia que los servicios jurídicos del partido Alternativa Española (AES) hayan conseguido finalmente hacerse con el control de la situación.

Como seguramente recordarán, AES había demandado al conocido abortista español José Luis Carbonell, así como a la conocida abortista holandesa Gunilla Kleiverda, por al menos cuatro delitos de aborto presuntamente cometidos en territorio español el pasado mes de octubre, durante la estancia en el puerto de Valencia del barco Aurora, que había sido fletado por la organización abortista holandesa Women on Waves.

Si bien en un primer momento el Juzgado número 18 de Valencia no aceptó la querella y ordenó que fuera archivada, -por entender que los delitos cometidos se habían realizado fuera del territorio español- AES presentó un recurso ante la Audiencia Provincial, que sí la ha aceptado: El pasado once de marzo ese mismo juzgado comunicaba la admisión definitiva de la querella. Ahora, la rubia abortista de mirada azul y su presunto cómplice José Luis Carbonell, deberán declarar ante dicho juzgado.

No existen fundadas sospechas de que José Luis Carbonell pueda tratar de fugarse, aunque no se puede decir lo mismo de su presunta cómplice Gunilla, habida cuenta de su capacidad de moverse con total libertad e impunidad por todo el mundo en sus “Barcos de la Muerte”, que es como se conoce popularmente al “Aurora”, al “Langenort” y a todos los barcos en los que Kleiverda y sus chicas han venido realizando desde 1999 su “Cabalgata de las Valkirias” particular. En cualquier caso, si la rubia holandesa no se presentase de manera voluntaria a declarar, se dictaría contra ella una orden internacional de búsqueda y captura.

Abundando aún más sobre el perfil de Gunilla Kleiverda, sabemos sin lugar a dudas que se trata de una conocida ginecóloga holandesa y activista pro-aborto, que oficialmente consta como “Doctora en Medicina” afiliada al Departamento de Obstetricia y Ginecología del “Academic Medical Centre” de Amsterdam, Holanda. Además de su pertenencia al centro médico, esta versátil ginecóloga ejerce tareas “ejecutivas” (del verbo “ejecutar”) en la cúpula de la organización abortista holandesa Women on Waves, creada en 1999 por la también holandesa Rebecca Gomperts y otras activistas pro-aborto, y cuya principal actividad no es otra que realizar abortos en alta mar.

Las actividades públicas de Gunilla nunca están exentas de polémica, si bien no siempre son del todo conocidas, como es el caso del Ecuador: Existe constancia de su “discreta” presencia en Junio de 2008 en Quito, al objeto de impartir un cursillo a jóvenes activistas pro-aborto pertenecientes a la denominada Coordinadora Política Juvenil, con el fin de poner en marcha una “Línea de Aborto Seguro” financiada por Women on Waves. Esto no es nada nuevo: Antes de llegar a un país con el barco, ellas abren una línea telefónica gratuita para que los ciudadanos de ese país sepan sobre su existencia. Ese es el paso que ya se dio en Ecuador, y para el que Kleiverda impartió el cursillo antes mencionado.

El barco donde Gunilla Kleiverda perpetra los abortos lleva la bandera holandesa y entre la tripulación habitual se cuentan -además de la rubia de ojos azules- las doctoras Rebecca Gomperts, -fundadora de Women on Waves- y Gemma Pagano. También en 2001 contaba entre su tripulación a la enfermera Juul Bockling y a la doctora Marijke Alblas, si bien no consta que en la actualidad sea así. Gunilla realiza los abortos mediante el uso de bombas de succión o, si el bebé es muy pequeñito, utilizando un conocido fármaco que provoca un efecto abortivo de resultados imprevisibles; contrariamente a la minimización de riesgos que realiza Women on Waves para seguir utilizando esos abortivos, parece claro que sus efectos son más que perjudiciales para la mujer: Según afirma Rafael Borràs, director del Observatorio de Medicamentos de abuso (OMA), del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, “Está comprobado que el fármaco pone en peligro la vida de las mujeres que intentan interrumpir con él un embarazo”.

En octubre de 2008, las “valkirias del aborto” hicieron escala en España, y más concretamente en el puerto de Valencia. Esta vez se unió a la tripulación el conocido abortista José Luis Carbonell, director de la clínica abortista Mediterránea Médica, miembro de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI) y uno de los más interesados en que la rubia abortista hiciera escala en Valencia. A los -al menos- cuatro abortos cometidos por la organización de Kleiverda durante su escala en Valencia -uno de ellos a una menor, sin el permiso de sus padres- contestó el partido político Alternativa Española, presentando una querella criminal por delito de aborto. Aunque Women on Waves adujo que los abortos los cometió en aguas internacionales, AES afirmó sin embargo en su día que “la realización de los actos preparatorios es evidente que se produce en España, dentro del territorio nacional, y con sujeción a la jurisdicción de los Tribunales Españoles”.

AES entendió asimismo que se estaba dando por supuesto que los hechos se producían en aguas internacionales, dándose la circunstancia de que se trataba de un extremo no acreditado en modo alguno. En efecto, siguiendo la definición y las indicaciones que ofrecen las distintas organizaciones médicas que conocen sobre este particular, el aborto farmacológico necesita de varios días para realizarse, y esos días no está demostrado que transcurrieran íntegramente en aguas internacionales, tal y como sostiene Women on Waves: El “iter críminis” seguido en el delito de aborto mediante la ingestión de fármacos, comprende -además de la ingestión- otros procesos necesarios, tanto previos (Contacto y captación de mujeres interesadas en abortar, preparación de medicamentos y de materiales para perpetrar el aborto) como posteriores a su ingesta (Reacciones fisiológicas, tras la ingesta de los abortivos, que llevan en la mayoría de los casos a la muerte y destrucción del nasciturus), y que parece evidente que  se produjeron en España, dentro del territorio nacional, y con sujeción a la jurisdicción de los Tribunales Españoles. Estas y otras razones son las que han llevado finalmente al Juzgado de instrucción número 18 de Valencia a comunicar a los responsables de AES la admisión definitiva de su querella.

Desde el Instituto Efrat no podemos menos que felicitarnos por la decisión de este juzgado, y felicitar asimismo a los responsables del equipo jurídico del partido Alternativa Española, agradeciéndoles igualmente su perseverancia en la defensa de la vida.

David del Fresno

*David del Fresno es presidente del Instituto Efrat, director del proyecto “Vida Selección” (http://www.vidaseleccion.info), y autor del libro “El Imperio de la Muerte: Quien se está forrando con el negocio del aborto (Ed. Sekotia)