Archivo de la etiqueta: Ideología de Género

Los Principios de Yogyakarta. La ideología de género no es política, es peor: es dominación absoluta

IDEOLOGÍA DE GÉNERO: LA RAÍZ MARXISTA

¿Por qué la izquierda ha volcado su tradicional impulso totalitario en la imposición de la ideología de género?

Agustín Laje, escritor y politólogo argentino, autor, entre otros, de los libros El libro negro de la Nueva Izquierda (con Nicolás Márquez) y Los mitos setentistas, explica la razón en una entrevista de La Contra TV.

No tenemos acceso al libro citado El libro negro de la Nueva Izquierda pero os proponemos otro igual de interesante de Jesús Trillo: Una revolución silenciosa. La política sexual del feminismo socialista.

¿Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia?

Este jueves se celebra en todo el mundo el “Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia” al que se han unido gobiernos, ayuntamientos, organismos públicos, empresas.  El término homofobia surgió durante la segunda mitad del siglo XX y en estos momentos se utiliza principalmente para silenciar, acallar y estigmatizar a toda aquella reflexión o crítica sobre este tema.

Muchos expertos en Psicología cuestionan precisamente el término homofobia. Ponen en duda que tenga las características de una fobia, que sería “un miedo extremo o excesivo a una cosa determinada”, y que entre los síntomas físicos perceptibles estarían la falta de aire o una angustia fuerte que puede llevar a un ataque de pánico. Esto no cuadra en las personas que realmente odian a las personas homosexuales. Sería entonces otro caso pero no una fobia.

Precisamente sobre este asunto conversan en una entrevista la periodista Costanza Miriano, al cardenal Gerhard Müller, prefecto emérito de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Si deseas leer la entrevista completa, publicada también en Religión en Libertad, sigue este enlace. Una entrevista que expone con claridad la vinculación ideológica y que no “lucha” tanto por unos supuestos derechos pisoteados.

Como siempre queremos vincular este artículo a un libro, en esta ocasión se trata de El ocaso de occidente. Un ensayo a cómo se ha encaminado el mundo desarrollado por las tesis de la “ideología de género” que han sido impuestas de forma legislativa y a traves de los medios de comunicación. Hoy, no solo hay derecho a hacer lo que quiera, ahora tengo derecho a ser lo quiera. Y en breve los padres no podrán decidir sobre sus hijos. El estado se encargará de manipularlos para que sean peleles. Ya solo el Cristianismo es la única respuesta ante la barbarie.

 

 

 

 

 

La ONU sigue profundizando en la estupidez: ahora es no hablar de “mujer embarazada”.

La Comisión de Derechos Humanos de la ONU acepta la propuesta de Dinamarca de no hablar de mujeres embarazadas.

Una vez más, la Organización de Naciones Unidas, firman con declaraciones como esta estar al servicio de la Ideología de género, o dicho de otra forma: las directrices de NOM (Nuevo Orden Mundial).

La ONU cree que con esta medida no se discriminará a los posibles “hombres embarazados”.

Como consecuencia de las técnicas de reasignación de sexo en transexuales, no es insólito pensar que una mujer biológicamente considerada, pueda transformarse en un hombre tras las técnicas hormonales y de reasignación de sexo. En este sentido, es posible que ese transexual masculino pudiera quedarse embarazado tras utilizar terapéuticas de reproducción asistida.

Si quieres seguir leyendo para saber que tipos de mentes rigen el mundo hazlo pinchando AQUÍ

Si quieres adquirir el libro “pincha” sobre la imagen ¡y compra ya!

Libro recomendado para profundizar en este triste tema de actualidad La revolución biopolítica, de Vittorio Possenti, un libro donde propone un modelo ético de raíz cristiana, que pueda dar respuesta a las contradicciones del individualismo radical del siglo XXI.

1 de diciembre, Día Mundial contra el Sida, pero todavía no hay nada que celebrar…

Efectivamente la lucha contra el sida sigue siendo una asignatura permanentemente fallida, cada año sigue infectándose 2,5 millones de personas, pero las instituciones no cambian de fórmula preventiva para combatir esta lacra social.

Un libro necesario para profundizar en esta fecha Sida, repensar la prevención (Sekotia) y nos recuerda que el SIDA sigue vivo, que lejos del silencio de las grandes instituciones internacionales, sigue aumentando año a año, lo que nos debiera llevar, junto al autor de la obra, a repensar la prevención.

El autor, Pedro Pérez Cárdenas, no es un advenedizo. Esta licenciado en Ciencias Químicas y Doctor en Psicopedagogía. Profesor de bachillerato en la enseñanza pública, al tiempo que participaba en una ONG dedicada a la lucha contra el SIDA, presidiéndola durante los10 últimos años. También, se ha dedicado a una labor itinerante dando charlas y criterio a jóvenes docentes en América, de forma muy especial sobre qué es el SIDA, la prevención, cómo actúa y sus consecuencias.

Sida, repensar la prevención es un libro “antisistema” porque pone en el patíbulo a los métodos preventivos oficiales difundidos por instituciones internacionales como ONUSIDA o el propio Ministerio Sanidad con el uso de preservativos casi como única solución a los problemas de propagación, y sin embargo está demostrado que solo tiene “éxito” en un 80% la posibilidades de no contagio. “A mí me gusta llamarlo condón –dice Pedro Pérez Cárdenas, autor del ensayo-, no preservativo, porque esa palabra parece decir que preserva del daño, y es falso. Es una forma de confundirnos con una palabra engañosa al oído”.

El autor, Pérez Cárdenas, propone e insiste en tres temas principales para su prevención real: reeducación, monogamia y castidad. Y recuerda también qué factores son los que fomentan el contagio y de los que hay que huir: drogas, prostitución, homosexualidad, ideologías imperantes, precocidad/promiscuidad/poligamia, corrupción sexual y sexo alocado. Por el contrario los factores que ayudan a su detención son: análisis VIH, educación sexual sin intervención ideológica, circuncisión y abstinencia/fidelidad.

La publicación es muy didáctica y muestra al lector el proceso de la enfermedad, los últimos datos sobre la epidemia, testimonios, tratamientos más avanzados (éxitos y fracasos), la prevención actual (que no termina de funcionar) y las propuestas que hace para confiar en el futuro.

Recomiendo oír con atención este programa de radio donde el autor explica con fuerza el sentido del libro y hacía dónde nos lleva una sociedad hundida en la desesperanza porque las recomendaciones oficiales siguen siendo las msmias año tras años y la situación no mejora.

Sida, repensar la prevención, un libro delicado por la temática, que no solo está orientado a los profesionales de la salud, también interesa a los que están inmersos en la sociedad, la opinión, la dedicación o la orientación familiar, escolar y de la juventud en general. Además, se trata de las pocas obras que aportan un criterio claro y sin eufemismos, construye desde argumentario tan sólido como divulgativo con el que poder explicar a terceros los riesgos de no acceder a nuevas formas de prevención, como propone el autor.

Así se inventó la ideología de género

El inventor de la ideología de género fue John Money, un psicólogo y sexólogo. El bebé que fue su cobaya humana y que acabó suicidándose. El doctor le mutiló, adoctrinó, «convirtió» en niña y destrozó su vida.

34586_john_money_utilizo_al_bebe_reimer_para_sus_experimentos_y_acabo_destrozando_a_toda_su_familia

La ideología de género va colonizando rápidamente la sociedad. Cada vez más leyes están siendo aprobadas por todo el mundo en la que los niños son un objetivo prioritario. Precisamente, la gran ofensiva LGTB que se está realizando en la actualidad está centrada en los llamados “menores transexuales”.

Clases en las escuelas, adoctrinamiento de niños, publicidad en las calles y en la prensa. Todo para convencer que el sexo es una construcción social y que el niño a los 4 años elige su “género” por lo que hay que apoyar la ingesta masiva de hormonas y la reasignación de sexo. Sin embargo, los científicos y expertos alertan del daño que se puede hacer los menores.

El cirujano plástico Patrick Lappert avisa de que “las cirugías transgénero de cambio de sexo” son “permanentes e irreversibles”. “No hay nada reversible en la cirugía genital: es una mutilación permanente e irreversible de la persona humana. Y no hay otra palabra para ello. Se traduce en la esterilidad permanente. Es una disolución permanente de las funciones unitivas y procreadoras. E incluso el aspecto unitivo de la adherencia sexual se ve radicalmente obstaculizado si no totalmente destruido”.

Sin embargo, la esencia de la ideología de género se basa en utilizar a los niños, pues comenzó utilizando a bebés como cobayas humanas, cuyas consecuencias fueron terribles. Pero esto es algo que los ideólogos de género ocultan por su macabro origen.

Los macabros orígenes de la ideología de género: El inventor de la ideología de género fue John Money, un psicólogo y sexólogo que no se oponía a la pedofilia y que apoyaba todo tipo de prácticas sexuales aberrantes. Y pasó de la teoría de género que promulgaba a la práctica gracias a dos hermanos Bruce y Brian Reimer, con los que experimentó para probar su “reasignación sexual” e intentar demostrar que la identidad de una persona no está fundada en los datos biológicos del nacimiento, sino en las influencias culturales y el ambiente en el que crece. Una vez adultos, ambos se suicidaron tras haber pasado múltiples sufrimientos. Esta historia la recogió John Colapinto en su libro As Nature Made Him. The Boy Who Was Raised as a Girl.

El 22 de agosto de 1965 nacieron en el hospital St. Boniface de Winnipeg (Canadá) dos gemelos idénticos, Bruce y Brian Reimer. Ambos tenían un problema de fimosis en el pene, por lo que fue necesaria una circuncisión, operación sencilla y de rutina, a la que los padres, Ron y Janet, dieron su consentimiento sin problemas.  Pero en la operación se produjo un problema y quemaron el pene de Bruce, que “se separó en trocitos”.

La cobaya humana que estaba esperando: Los padres, desesperados, tras una serie de consultas médicas se pusieron en manos de John Money, un médico del que habían oído hablar en la televisión por sus milagros de «reasignación sexual» que llevaba a cabo en el Johns Hopkins Hospital de Baltimore. Money era ya entonces uno de los investigadores en sexología más respetados del mundo.

Money, que guiaba la clínica pionera en cirugía transexual de Baltimore, estuvo encantado de ocuparse del pequeño. Bruce era la cobaya que él estaba esperando para demostrar la bondad de sus teorías, un pequeño varón sin pene al que podía transformar en una niña.

Este doctor se caracterizaba por animar a sus pacientes a experimentar con todo tipo de deseo sexual, incluida la «lluvia dorada» (orinarse encima durante la relación sexual), la coprofilia, las amputaciones y el autoestrangulamiento. Para Money no eran perversiones, sino «parafilias».

El doctor “me parecía un dios”, dice la madre: Hasta conocer a Bruce, el campo de acción de Money se había limitado a los hermafroditas. El niño fue para él su ocasión dorada.  Cuando Ron y Janet, que entonces tenían sólo 20 y 21 años, le conocieron, se quedaron fascinados por el personaje. «Me parecía un dios», dice ella.

El médico les explicó que le podía dar al niño una vagina que funcionara perfectamente, pero que necesitaba su colaboración para que Bruce se convirtiese en niña. Era importante que la vistieran como una niña, que no le cortaran el pelo, que hicieran lo posible para que ella se sintiera “una ella” y no “un él”. Así tendría una vida feliz.

 Primer paso: castrar al niño: El 3 de julio de 1967 Bruce fue castrado por el Dr. Howard Jones, un colaborador de Money que seguidamente lo abandonó para emprender una profesión más remunerativa: abrió en Virginia la primera clínica para la fecundación in vitro.De este modo, Bruce se convirtió en Brenda. Durante los primeros años, Ron y Janet se lanzaron de cabeza en esta empresa.

Pero algo no iba bien. La pequeña Brenda ignoraba las muñecas que le regalaban, adoraba pelear con sus amiguitos, construía fuertes en lugar de peinarse delante del espejo. En el baño, hacía pipí de pie. Los primeros años de colegio empeoraron muchísimo la situación. Brenda empezó a ser especialmente violenta y la suspendieron.

Mientras tanto, en 1972, Money publicó su libro Man & Woman, Boy & Girl (Hombre y Mujer, Niño y Niña), en el que puso al mundo al corriente del extraordinario «caso de los dos gemelos».  El volumen describía el experimento como un «rotundo éxito». Era la «prueba concluyente» de que «no se nace varones o hembras, sino que uno se convierte en varón o en hembra». Todo el mundo le alababa. Prensa, todas las feministas e incluso sus compañeros.

El mundo adoptó la nueva ideología; Sólo un desconocido investigador llamado Milton Diamond se atrevió a expresar su perplejidad ante el caso. Pero fue ignorado. Al contrario, «el caso de los gemelos de Money fue decisivo para que se aceptara universalmente no sólo la teoría según la cual los seres humanos son, cuando nacen, psicosexualmente modelables, sino también la cirugía de reasignación sexual como tratamiento para los niños con genitales ambiguos o dañados. El método, que antes se realizaba sólo en el Johns Hopkins, se difundió rápidamente y hoy se lleva a cabo en casi todos los principales hospitales del país».

Brenda seguía comportándose «como un marimacho», defendía a su hermano en las peleas y le costaba estar con sus amigas. Periódicamente, los dos hermanos iban a la clínica de Money para ser sometidos a unos estresantes test psicológicos.  Durante estas sesiones, a los dos gemelos de seis años se les mostraban imágenes de sexo explícitas «para reforzar su identidad/rol de género».

Los dos hermanos estaban obligados a simular actos sexuales entre ellos.  En una ocasión, el Dr. Money «les hizo una foto con una Polaroid». Para Brenda, estas sesiones, a las que se tenía que someter también sola, eran una tortura. En sus sueños imaginaba que era un veinteañero «con bigotes», pero tenía miedo de decírselo a sus padres por temor a desilusionarlos.

De hecho, Ron y Janet, frustrados por el comportamiento de la niña, intentaban por todos los medios aplicar los consejos de Money: se paseaban desnudos por la casa, iban a campamentos de nudistas, presionaban a la pequeña para que asumiera actitudes femeninas. Todo ello les llevó a un agotamiento nervioso: Janet intentó suicidarse, Ron empezó a beber.

“Brenda” comenzó a tener instintos suicidas: Money, mientras tanto, publicó un nuevo libro de éxito (Sexual Signatures, “Características sexuales”) en el que volvió a hablar de Brenda, que «estaba atravesando felizmente su infancia como una verdadera chica». La realidad es que Brenda, con once años, empezó a tener instintos suicidas.  Los asistentes sociales y los médicos de su ciudad entendieron que algo no iba bien, pero la fama de Money era demasiado grande para poder ensombrecerla.

A los doce años empezó el tratamiento con estrógenos para hacer crecer el pecho. En la última visita que tuvo en el estudio del Dr. Money tuvo un encuentro con un transexual que le magnificó las ventajas de la operación quirúrgica de cambio de sexo. Brenda huyó y les dijo a sus padres que si la obligaban a volver «se suicidaría».

El documental de la BBC que fue completamente ignorado: Aunque ya alejada del médico, Brenda siguió teniendo una vida difícil. En el colegio la llamaban «gorila» y algunos periodistas empezaron a interesarse en ella. En 1977, un equipo de la BBC fue a Winnipeg para hablar con sus médicos. Todos confirmaron la misma impresión: Brenda no era la «chica feliz» de la que hablaban los best-sellers de Money.

Más información: Píldoras antimasonería

Fuentes diversa: a través de Religionen Libertad

Libros sobre Ideología de género

Vídeo: Masculino o femenino, ¿Una construcción social?

El prestigioso Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia junto a otras entidades como FCAPA, Colegios Diocesanos, Escuelas Católicas y otras instituciones, ha editado un vídeo, desde el más profundo respeto, dirigido a valorar la transexualidad y más específicamente la Ley que la Comunidad Valenciana está elaborando.

Un vídeo (en español) que vale para todos, en todos los países, que debemos dar a conocer en nuestros medios (Twitter, Facebook, correo electrónico o cualquier otra red social… ¡ANÍMATE y HAZLO TÚ!

crisis y valores PORTADARecientemente ha salido a la calle un libro cuyo contenido es de personas sobresalientes en la sociedad del ámbito político, intelectual, eclesiástico y de la cultura que hablan de los procesos del cambio social que todas estas tendencias impositivas ideológicas están afectando a la sociedad: CONFERENCIAS SOBRE LA CRISIS, interesante fondo de ponencias que la Fundación valores y Sociedad promueve.

 

 

INGENIERÍA SOCIAL PROGRAMADA

INGENIERÍA SOCIAL PROGRAMADA de Jonn Navasco (Social Engineering / documental subtítulos inglés) La Cristiandad, en el punto de mira de las élites globales. “Jerusalén, Jerusalem… que al mal le llamas bien y al bien le llamas mal…” (Jeremías)

Un breve índice del contenido del vídeo de 50 minutos, siéntate y prepárate, lo vas a necesitar.

1º Cuanto menos criterio tengas, el Estado y las Instituciones salen ganando.

2º Hemos perdido la noción de la trascendencia…

3º Esclavos de lo material. Teledirigidos y narcotizados, sí.

4º Deformación del saber y del hombre (cambio de la antropología, eso intentan claro).

5º De la conciencia humana depende el nivel de moralidad de la sociedad, nada más y nada menos.

6º ¿Somos libres? ¡¡¡Ahí es nada!!!

Trastornos de identidad de género, la evidencia científica actual

Los doctores Julio Tudela y Justo Aznar en su blog Observatorio de Bioética hace una acercamiento que nos parece muy importante sobre las pobres tesis y nada -repetimos, absolutamente NADA- científicas sobre la llamada “identidad de género” con las que las ideologías dominantes pretende embaucar a la sociedad cada día menos razonable y más sentimentalista.

Someone wearing red sneakers choosing between genders

El abordaje de las llamadas “conducta incongruente de género, comportamiento de género cruzado, comportamiento de género no normativo, la disforia de género o las conductas transgénero o transexuales”, en adelante englobadas en el término “Deseo de Cambio de Sexo” (en adelante DCS), resulta una compleja labor que afecta al individuo y su entorno y requiere de intervenciones en los planos educativo, social, familiar y sanitario en las que participen especialistas competentes. Preservar la salud y la dignidad de las personas afectadas, evitando situaciones de estigmatización, violencia y marginación, es un objetivo prioritario e irrenunciable. La implementación de intervenciones clínicas requiere de un riguroso control por parte de los especialistas implicados, evitando la precipitación o el infradiagnóstico, y barajando todas las opciones posibles ante la enorme variedad de etiologías y circunstancias que pueden presentarse.

A continuación se proponen algunos datos de los científicamente disponibles hoy, que muestran la complejidad del problema y la falta de unidad en los criterios diagnósticos y terapéuticos aplicados, planteando la necesidad de adoptar decisiones prudentes, que no pongan en riesgo la salud y evolución futura de las personas afectadas. [Leer completo]

los-codigos-de-la-vidaRecomendamos una obra muy completa y divulgativa sobre principios de bioética Los códigos de la vida. Temas como el inicio de la vida humana, el desarrollo embrionario, el aborto, la fecundación in vitro, la investigación con células madre, la clonación, la eutanasia, los cuidados paliativos… La bioética en el ya más que iniciado siglo XXI, es una ciencia tan moderna como desconocida. ¡No te quedes atrás!

El poder de la globalización

¿Se acuerdan cuando en los años 90 decíamos felizmente aquello de “aldea global” como si recitáramos el estribillo de una canción de David el gnomo? Pues bien, eso es lo que ahora seguimos llamando  globalización, y todavía de forma un tanto ingenua, casi como si fuese un atractivo vídeo juego.

La globalización ha sido siempre una tendencia humana. Es cierto que según la época de la historia, las herramientas disponibles y la intención del ser humano ha marcado la diferencia.

Abstract globalization

Pero si algo define a la globalización de nuestra era es la de neutralizar a la persona a través de corromper su cultura y el sentido de identidad, porque, una vez desasido del origen de sus raíces, es más fácil manipularle.

La globalización del poder, en su definición más exacta de organizar la libertad de los hombres con la pérdida parcial o total de esta, o dicho de otra forma, poseer al ser humano bajo su régimen de pensamiento independientemente de lo que estés o no de acuerdo con la forma de pensar dominante. Esa ha sido, y no otra, la ambición de poseer al mundo, conquistar tierras y países. Desde la Roma imperial hasta la expansión del comunismo, pasando por el nazismo, todos sus líderes han querido sujetar al ser humano dentro de su globalización, cuyo objetivo fue siempre dominar al mundo.

La globalización de las ideas es otra manera de comprender la idea de globalización, quizá la más sutil y, según cual, la más peligrosa y sibilina. La Iglesia ha sido, y es, el ejemplo del máximo poder de globalización de las ideas. Sin duda, su mensaje ha calado en la humanidad generación tras generación porque propone la transcendencia de unos seres a otros a través del amor y la esperanza de un bien mayor.

Ninguna otra ha conseguido algo similar, sólo sucedáneos que surgen con la fuerza que procuran las modas o modernismos, para desaparecer en un tiempo relativamente corto. Quizá sea que a diferencia del mensaje de Cristo, el resto de las ideas pretenden servirse de la buena fe de la sociedad para usarla en beneficio propio de unos pocos. Esa es la diferencia entre una idea y una ideología, que la segunda pretende usar el pensamiento para manipular, dirigir o someter a otra parte de la sociedad. La más aberrante de todas las últimas tendencias ideológicas contra las que hoy le toca combatir al ser humano sea la ideología de género de la que en Hispanidad se hablaba abundantemente, con nada menos que unas 300 entradas.

En este aspecto, los directores del mundo globalizado saben que no pueden dejar al ser humano huérfano de una creencia que le haga mirar en el más allá y cada vez se impone con más fuerza la religión de religiones: el New Age. New Age, desvelando la falsa religión muestra las formas y componendas de esta moda que toca todos los palos, la ropa, la  música, la meditación como el yoga y el buenismo ecologista para seducir a una sociedad cada vez más vaciada de creencias y conocimientos.

La globalización de las tecnologías es otra de las patas que más está sacudiendo a la sociedad. Con todas las ventajas que aporta al desarrollo científico y a la industrialización, también está desbancando a otros muchos, cada vez más lejos de ser -y sentirse- útiles a la sociedad, desposeyendo al ser humano de uno de sus rasgos más importantes para ser íntegramente humano: trabajar.

Una sociedad que ha girado en los últimos siglos de trabajado manual y artesano a la sociedad del ocio. Personas que deben seguir viviendo pero que no encuentran dónde encontrar sus recursos porque ya hay máquinas que los hacen por ellos. Quizá el experimento finlandés de dar una cuota “gratuita” a 2.000 personas entre los 25 y los 58 años debiera considerarse como un posible tubo de ensayo del pretendido Mundo feliz, de Aldous Huxley.

La globalización de la economía es el gran banquete de los ricos, las ricas multinacionales y el mundo financiero. A través de sus franquicias, acumulan poder de mercado y por lo tanto integrar en la globalización a una masa cada vez más sujeta al consumo desenfrenado y supuestas necesidades como la ropa de moda, los viajes, coches, joyas o las tecnologías móviles. Un mundo cada vez más sostenido en la banca nacional e internacional, donde los Estados obligan al ciudadano a pasar por caja de las entidades para sus registros fiscales, los ingresos, ahorros, etc. Un mundo que pretende polarizar la economía entre dos monstruos como el dólar o el euro, dejando fuera de juego a países emergentes que les obligan a pasar por sus aranceles si quieren participar en el monopoli de la riqueza global, o quedarse solos en casa y sin amigos.

Y para terminar trataremos la globalización de la información, sin duda la más importante de todas porque es el verdadero lubricante de los demás fenómenos globalizantes, que de forma desinteresada y en defensa de la verdad influyen en el individuo creando un estado de opinión interesada. Curiosamente, poderosos grupos de comunicación internacionales que participan de forma directa o indirecta en las anteriores globalizaciones, informan en tiempo real -o no- de sucesos. O sencillamente no informan de nada.

3 libros recomendados

La derrota de la globalización (Mandala Ediciones), de Manuel Galiana. El autor expone en esta obra -quizá de una forma un poco desmesurada- las tesis de la conspiración de las grandes empresas para la dominación del mundo por medio de diversos canales de coacción al individuo dentro de la sociedad a la que pertenece: finanzas, ecología y sentimentalismo ideológico pone de manifiesto el interés excesivo de la globalización mundial. Quizá no sea el libro más sosegado que hay y termine tomando una tila, pero es que hay veces que debemos tomar un despertizante, ¡ya me entiende…!

rEvolución (Sekotia), de Román Cendoya. Quizá sea uno de los trabajos de ensayo más curiosos que se han realizado en los últimos años. En cierta forma es un estudio de observación de cómo la sociedad ha evolucionado según las generaciones que se han ido enfrentando a los avances tecnológicos. Desde este punto de vista es un tratado antropológico-tecnológico, y que estudia las capacidades intelectuales, las habilidades personales y por lo tanto su manera de comprender el mundo que le rodea. Dividida la sociedad entre grandes grupos: prebotónicos, botónicos y táctiles, Cendoya va descubriendo al lector aspectos muy concretos de un mundo global y cómo estamos o no dispuestos a aceptarlos desde el punto de vista de nuestra capacidad de asunción en las fronteras de nuestras capacidades.

Señor del Mundo (Astor), de Robert Hugh Benson. Si hay una novela que presenta de forma eficaz y bastante real la pretensión de la globalización del poder hoy, es precisamente esta. Y no será tan conspiranóica cuando el propio Papa Francisco la recomendó hace unos años como lectura recomendable, para ver si algunos se enteran de una vez de lo que pasa bajo las baldosas de nuestras calles y salen del mundo de Yupi en que se han instalado y se dejan traer y llevar felizmente. Una novela intrigante que no exagera cuando plantea que la sociedad está alejada de Dios cuando está globalizada y tecnologizada, es decir, sin alma.

El artículo procede del digital Hispanidad.com es un medio de comunicación que distribuye noticias en una línea editorial en defensa de la vida, la libertad y la Iglesia. En su sección de Libros recomendados, que mantiene viva semana a semana Humberto Pérez-Tomé, encontrarán muchos artículos con temas de actualidad ligados a libros. Un medio y una sección que recomendamos seguir.